3M revoluciona el sector de la impresión digital

Sin categoría

3M revoluciona el sector de la impresión digital

3M revoluciona el sector de la impresión digital.

Si se extraen los gases de los líquidos se puede mejorar notablemente el rendimiento y la prevención de imperfecciones en los cabezales de impresoras de inyección. Sabiendo esto, 3M ha presentado sus contactores SuperPhobic®: capaces de extraer eficazmente y con precisión las burbujas y gases que hay diluidos en las tintas de inyección u otros líquidos dónde la presencia de burbujas o gas perjudique el proceso de impresión. A parte, se puede utilizar para desgasificar otro tipo de soluciones, sobretodo del sector de la fotografía: soluciones reveladoras, de recubrimiento fotográfico, etc.

Estos contactores maximizan la extracción de gases mediante una ruta de flujo líquido radial a través de una membrana de fibra hueca. Estas membranas ofrecen la superficie donde se produce la desgasificación, así que se trata de una membrana porosa y semipermeable que cuenta con una barrera no porosa y permeable a los gases en la superficie externa. Esta superficie externa permite la difusión del gas sin dejar pasar el líquido a través de la misma. Estas membranas, por supuesto, están patentadas.

Otro factor importante a tener en cuenta es el tiempo que dure la desgasificación de la solución. Pues con esta nueva tecnología de 3M, el tiempo de desgasificación de la solución disminuye notablemente. Todo gracias a una amplia área de superficie donde se encuentra la membrana de fibra hueca que resulta ser mucho más eficiente que el tanque de desgasificación al vacío tradicional. Los contactores SuperPhobic® se usan en línea, por lo tanto la desgasificación y la eliminación de las burbujas se produce casi al momento. Hay que aclarar también que hay dos tipos de contactores: los protagonistas de hoy SuperPhobic® y los Liqui-Cel®; la diferencia es que los primeros se usan para líquidos con una tensión superficial que ronde los 20 y 40 dinas/cm, y los segundos son para líquidos con tensión superficial similar a la del agua.

Estos contactores (SuperPhobic® y Liqui-Cel®) se pueden encontrar en diversos tamaños, dependiendo de la necesidad de aplicación. Lo pequeños los podemos aplicar en impresoras de inyección a tinta, y los grandes se podrían aplicar en la alimentación de tinta para la impresión; pero la aplicación que le destinen sus usuarios dependerá de sus necesidades. Estéticamente mantienen una forma simple, rentable y eficiente que ayuda a prevenir imperfecciones en los materiales recubiertos.

Los contactores Liqui-Cel®, SuperPhobic® y MiniModule® son marcas registradas, y se pueden aplicar en todo tipo de industrias, por ejemplo la farmacia, energía, alimentos, fotografía, tintas, microelectrónica. Solo hay que explorar sus posibilidades.

Leave your thought