Barnices y recubrimientos

Procesos de impresión

Barnices y recubrimientos

revestimiento de barniz

Los revestimientos de tinta y barniz se aplican en el proceso de impresión por dos motivos fundamentalmente. El primero es para crear efectos especiales. El segundo, para proteger a la tinta de los rozamientos o fricciones.

Entre los revestimientos utilizados comúnmente en las artes gráficas encontramos tres tipos bien diferenciados.

  1. Recubrimientos acuosos. Estos recubrimientos son especialmente idóneos para aumentar el índice de “gloss”, es decir, la capacidad que tiene una superficie para reflejar la luz dirigida. Este tipo de recubrimiento, realizado con productos compuestos a base de polímeros duros de secado rápido, de tensoactivos que favorezcan la fluidez, de cera y siliconas y de aditivos que mejoren las prestaciones de la composición, reduce de manera importante el tiempo de secado, ofrece una excelente resistencia a la abrasión y al rozamiento y puede presentar acabados que vayan desde el mate al alto grado de brillo.
  2. Recubrimiento por luz ultravioleta. Este tipo de recubrimiento (basado en un sistema según el cual la luz ultravioleta, al producir un cruce de moléculas, crea fuertes cadenas de las mismas originando una superficie lisa y muy resistente) puede aplicarse en una prensa o, por el contrario, en otro proceso de serigrafiado. El recubrimiento por luz ultravioleta puede ser mate, satinado o brillante. En este caso, el secado es también rápido y la presencia de compuestos orgánicos volátiles es mínima. Pero el recubrimiento por luz ultravioleta presenta una serie de problemas entre los que habría que destacar su alto coste y la pobre adhesión a los sustratos. Este tipo de recubrimiento es muy apropiado para embellecer productos aportando un toque sofisticado y de alta calidad. El recubrimiento aplicado a una parte determinada de un impreso (por ejemplo, a un logotipo) hace que esa parte destaque elegantemente sobre el resto del impreso. En tarjetas de visita, invitaciones de boda, en portadas de revista de alta calidad o en packaging, el uso del recubrimiento por luz ultravioleta (o barniz UVI) aporta un toque elegante y muy atractivo.
  3. Los barnices serían el tercer sistema empleado para realizar los recubrimientos en artes gráficas. Estos pueden aplicarse como una tinta especial más (con lo que, igualmente, pueden destacarse, al igual que con el recubrimientos mediante ultravioleta, algunas partes determinadas del impreso) o como una segunda pasada en la prensa una vez que se han secado los colores impresos con anterioridad. Este tipo de barniz suele ser empleado sobre papeles estucados, aunque también se usa en papeles no estucados cuando tienen grandes cantidades de tinta. Los barnices más habituales son los barnices mate, brillantes o sedosos, aunque también se pueden encontrar otros barnices especiales como por ejemplo los barnices olorosos (una vez aplicados, al frotar la superficie se produce una rotura de microcápsulas olorosas que desprender el olor del aroma o fragancia elegida). Estos últimos tipos de barniz suelen aplicarse en un proceso aparte, en serigrafía.

Deja un comentario