Utilidades de la impresión con tinta blanca

Procesos de impresión

Utilidades de la impresión con tinta blanca

impresión con tinta blanca sobre vinilo

Una de las últimas novedades del mundo de la impresión digital y que ofrece múltiples posibilidades a la hora de realizar un trabajo de impresión es la impresión con tinta blanca, llamada también “cama de blanco”, “blanco selectivo” o “impresión fondeado de blanco”. Este tipo de impresión ofrece un gran potencial de posibilidades cuando se utiliza sobre tonos oscuros.

Dependiendo del tipo de soporte en que se utilice y de la imaginación del diseñador que la escoja como parte importante de su creación., la tinta blanca puede ofrecer acabados muy originales y elegantes.

Entre las ventajas que ofrece la impresión en tinta blanca podemos destacar las siguientes:

  • Realza la imagen a color, pues da un mayor impacto visual a aquellas imágenes o zonas en las que se ha aplicado.
  • Delimita con mayor nitidez los contornos cuando se utiliza como complemento de otros colores. Gracias al uso de la impresión con tinta blanca, se consigue un resultado de impresión más nítido sobre soportes oscuros, coloreados, metalizados o muy absorbentes como pueden ser los papeles offset o las cartulinas no estucadas.
  • Permite dar un mayor brillo a los colores impresos en cuatricromía (CMYK). Para ello, se recomienda dar una primera pasada de tinta blanca sobre los papeles demasiado absorbentes o de color. Al utilizar la tinta blanca como base, los colores que se imprimen después sobre ella se vuelven más saturados.
  • Resultado opaco. Cuando se imprime sobre materiales transparentes como puede ser el metacrilato impreso, se hace opaca la zona sobre la que se aplica y se la realza. La opacidad de la tinta blanca permite, también, conseguir mayor visibilidad sobre los soportes oscuros o de color que las tintas CMYK.
  • La tinta blanca puede servir, también, para imprimir sobre soportes blancos como si de marcas de agua se tratara. Con ello, el diseñador puede proteger e identificar sus creaciones.

La impresión con tinta blanca puede utilizarse sobre soportes tan variados como pueden ser los más distintos tipos de papel: estucados y no estucados, texturados y metalizados, adhesivos y de color, vegetales o reciclados y cartoncillo o papel Kraft. La impresión con tinta blanca puede utilizarse también sobre soportes sintéticos como el poliéster, bien sea éste blanco, transparente o translúcido.

Gracias al uso de este tipo de impresión se puede dar una imagen altamente personalizada, impactante y llamativa a todo tipo de tarjetas de visita, folletos, tarjetas postales o de felicitación, portadas de libros, invitaciones, catálogos, carteles, adhesivos, etiquetas, etc.

Deja un comentario