El sistema Pantone

Procesos de impresión

El sistema Pantone

¿De qué hablamos en artes gráficas cuando hablamos de Pantone? Fundamentalmente, de un sistema de definición cromática que permite la identificación de colores para impresión por medio de un código determinado.

Creado en 1963 por Lawrence Herbert en el seno de la empresa Pantone Inc., con sede en Carlstadt, Nueva Jersey (USA), el sistema de equivalencias Pantone (Pantone Matching Systems, PMS) es el estándar industrial de colores que los diseñadores gráficos y los impresores profesionales utilizan para compartir un lenguaje común a la hora de referirse a un color determinado. El sistema de equivalencias Pantone ayuda a asegurar que los colores que el diseñador gráfico escoge de un libro de muestras Pantone se imprime correctamente e idéntico al color elegido.

Esos libros de muestras Pantone, llamados habitualmente guías Pantone o cartas Pantone, son unas tiras de papel-cartón de determinado gramaje y textura que contienen la impresión de la muestra de color, el nombre del mismo (por ejemplo, Pantone 674C) y la fórmula de obtención (C14%-M89%-Y1%-K0%). Estas tiras suelen imprimirse en papel estucado, no estucado y mate. Hay que tener presente que cada tipo de papel absorbe la tinta de manera diferente, lo que repercute en la apariencia final del mismo color. El papel satinado, por ejemplo, absorbe menos tinta y se seca más rápido. Un papel más fibroso, por su parte, absorberá más tinta y requerirá una mezcla más fuerte para que el color quede correctamente representado.

La diferencia entre los colores Pantone y los colores compuestos para impresión a todo color con tintas CMYK, es que los primeros son colores directos creados con colores de tinta pre-mezclados y los segundos son colores creados a partir de cierta superposición de varias proporciones de cian, magenta, amarillo y negro.

Los colores Pantone son, en comparación con los creados por el sistema CMYK, más precisos y vibrantes. Los colores creados a partir de la combinación de cuatricomía son más pobres y apagados que los Pantone.

Los colores Pantone suelen utilizarse para imprimir trabajos comerciales en uno, dos o tres colores específicos. Los colores de proceso CMYK, por su parte, se utilizan en publicaciones como revistas y periódicos y trabajos de impresión que contenga imágenes a todo color.

Los colores Pantone y la impresión CMYK

La conversión de los colores Pantone en cuatricomía para imprimir supone que serán, llegado el momento de la impresión, los cuatro colores CMYK (cyan, magenta, amarillo y negro) los encargados de simular los colores Pantone utilizados en el diseño.

Pantone, para señalar la pérdida de pureza en la representación del color, crearon la guía de proceso a cuatro colores Pantone (para papel con o sin revestimiento). Esa guía muestra los porcentajes exactos CMYK para conseguir los colores deseados.

Las tintas que aparecen referenciadas en las guías como Pantone 2X requieren una doble impresión de la misma tinta para obtener la intensidad deseada. Estos colores, debido a su imposible producción a partir de los colores CMYK, no están incluidos en la guía de procesos de cuatro colores Pantone. Lo mismo sucede con las tintas metálicas, que no se pueden reproducir con el proceso de impresión CMYK y que siempre deberán reproducirse con un color directo.

Deja un comentario