El papel estucado: sus tipos y sus usos

Papel y encuadernación

El papel estucado: sus tipos y sus usos

papel couché

La calidad de una impresión guarda relación directa con la superficie que se ha utilizado para realizarla. No es lo mismo utilizar un tipo de papel que otro. Hay muchos tipos de papel y algunos de ellos están especialmente creados para producir productos de gran acabado. Los libros y las revistas, por ejemplo, requieren el uso de una papel de una calidad superior a la del papel que se utiliza, por ejemplo, para realizar las típicas revistillas de ofertas de los supermercados.

El papel estucado permite no solo la presencia de imágenes más nítidas a la hora de imprimir. También ofrece mayor resistencia y ofrece ventajas de textura y peso en los productos que se imprimen con él. La pieza impresa con papel de estuco es una pieza más duradera y que, al mismo tiempo, mejora la experiencia de lectores y consumidores.

Por esta razón, y también porque es un papel muy funcional y, al mismo tiempo, porque permite notables acabados artísticos, de entre todos los tipos de papel existentes en el mercado uno de los más demandados en el mundo de las artes gráficas a la hora de realizar trabajos de impresión es el papel estucado o papel couché.

Un papel muy versátil

El papel estucado es un material muy versátil que se caracteriza por estar recubierto de diferentes formas. Esta variedad en su recubrimiento permite múltiples posibilidades de explotación gráfico-artística.

Hablar de papel estucado es, pues, hablar de una amplia variedad de tipos de papel. Cada tipo de recubrimiento otorga al papel couché la posibilidad de ser utilizado de una determinada manera.

El papel de estuco puede ser más grueso, más suave, con un brillo más marcado, etc. Un papel estucado mate de 300 gr, por ejemplo, ofrece tanto al creador como al impresor un satinado que permite la creación de un producto impreso muy elegante. Las editoriales de cierto nivel y las revistas empresariales suelen utilizar este tipo de papel.

Al mismo tiempo, a la hora de hablar de la gran variedad de tipos de papel estucado existentes en el mercado, podemos distinguir entre el papel de estuco esmaltado solo por una cara y el que está esmaltado por sus dos caras. El primero acostumbra a utilizarse en impresiones destinadas a llevar algún tipo de adhesivo incorporado. El segundo, que aporta un brillo especial al producto, es el papel que suele utilizarse para imprimir revistas. Semejante a este tipo de papel couché, aunque de mayor grosor y esterilizado, es el llamado cartón estucado o SBS. Este papel se utiliza para crear productos de impresión que serán utilizados tanto en la industria de productos comestibles como en la industria farmacéutica.

Por su parte, el papel estucado recubierto de melamina se utiliza para elaborar productos que deben contener líquidos o, en su caso, que deben estar expuestos a situaciones de humedad.

Tipos de papel estucado

Ciertamente, realizar un listado de todos los tipos de papel estucado existentes en el mercado sería una tarea interminable que excedería a las pretensiones de este artículo. Por dicho motivo, nos limitamos aquí a realizar la siguiente clasificación, que recoge los que son, sin duda, los papeles de estuco más demandados en el mundo de las artes gráficas.

  • Papeles estucados industriales. Este tipo de papel se utiliza para elaborar revistas, fascículos, folletos, etc. Dentro de este grupo encontramos también el papel estucado de una cara tanto normal como en sus versiones melaminadas, antigrasa o fungicidas.
  • Papeles estucados de alto brillo. Ese acabado brillante, que se consigue con calor, se acostumbra a utilizar, en gramajes altos, para realizar etiquetas.
  • Papeles estucados arte. A este tipo de papeles se les llama también papeles cepillados o papeles de triple capa. Acostumbran a ser brillantes, aunque también se pueden encontrar papeles de este tipo semi-mates.
  • Papeles estucados ligeros. Este tipo de papel se utiliza fundamentalmente para realizar libros de enseñanza, libros de instrucciones, folletos de marketing directo, etc. Su gramaje oscila entre los 80 y los 150 g/m2.
  • Papel autocopiativo. Este tipo de papel se caracteriza por poseer en su estuco microcápsulas capaces de transmitir una copa sobre la hoja receptora sin necesidad de utilizar papel carbón y está formado por tres hojas diferentes: hoja CB (papel normal con microcápsulas al dorso), hoja CFB (con una cara reactiva y otra con microcápsulas) y hoja CF, con una cara reactiva y otra normal. Habitualmente, este tipo de papel de estuco se utiliza en gramajes bajos y se suele emplear para elaborar talonarios. A estos tipos de papeles se le llama también papeles químicos.
  • Papeles revista. Es el papel que suele utilizarse para imprimir el interior de las revistas. Este tipo de papel suele presentarse en bobina tanto para su impresión en offset como en huecograbado y tiene un gramaje de alrededor de 60 g/m2.

El papel estucado, muy presente en el mercado y en la publicidad, es uno de los grandes aliados que tienen publicistas y artistas gráficos para resaltar sus creaciones. En la actualidad, además, la existencia de técnicas que permiten fabricar este tipo de papel en formato reciclado posibilitan la elaboración de productos de impresión de calidad y, al mismo tiempo, muy respetuosos con el medio ambiente.

Deja un comentario